Saltar al contenido

Revelaciones 99

… rezo… (12:14)…

 

Yo.- Amado, tengo que pedirte consejo, por lo de tu película. Debo escribir la canción que canta Esperanza ante el cuadro de “Zogo”, y que tiene que hablar del demonio. ¿Cómo deseas que la enfoque? 

+ (Yo.- Cómo se ríe mi Dios, está muy feliz) Claro que estoy muy feliz, hijos míos tan amados. Vais cumpliendo mis mandatos, y estáis haciendo mi película, según mis deseos. A veces, inspirados de mi propia voz, y otras, muchas, dirigidas por mi Espíritu, el espíritu del Dios vivo, y siempre, custodiados por mis santos ángeles.

Primavera, amado y fiel instrumento. Sí, hay que hablarle al mundo de Satán y de su maléfico poder.

Antes de cantar mi canción, ésa que hablará de él, y digo mía, porque es de mi voluntad, que Esperanza rece la oración que os di, y que se santigüe con agua bendita, incluso cuando la ensaye.

Que tus hijos más pequeños, no estén pendientes de esta canción, ya que Satán se va a enfurecer en demasía. Pero, Yo Dios, lo tengo todo controlado.

Tú, amada hija Primavera, haz como Esperanza; reza y utiliza agua bendita cuando la compongas. Y tus hijos, y mis hijos mayores, que estén contigo, hagan lo mismo.

Cuando ya esté filmada, Satán no podrá hacer nada.

Todo eso, os lo he dicho, para que él no interfiera en la canción, y ponga su voz en ella.

Descubrid al mundo a Satán; ¡desenmascaradlo!

Yo estoy con vosotros, y vuestro espíritu está en conexión directa con el mío, soy Dios.

Oh amados míos, os agradezco tantos y tantos servicios como me vais haciendo. Yo Dios os bendigo, y Mamá sonríe contenta, (Yo.- la veo) al saber cuánto bien se hará a través de vuestra fiel bondad.

Os amo hijos, a todos los Lluvia; os doy gracias por vuestros útiles servicios.

¡Que tiemble Satán, ya que las almas le descubrirán y no le obedecerán!

Yo Dios lo afirmo, certifico y sello.

¡Quedad en paz, hijos míos!