Saltar al contenido

Revelaciones 100

… rezo… (18:30) a (18:37)

 

Yo.- A Ti, mi vida, mi amado, a Ti, Dios mío, te amo sobre todas las cosas y personas, ¡te amo, amor!, y sabes que es cierto, ya que ves mi corazón, pero también es cierto, amado mío, que hoy te he amado un poquitín más, ya que me ha llamado mi amiga del alma, mi buena Lix.

Seas glorificado, amado Dios, por tu bondad y por tu amor.

Yo me pongo a tus pies, y te entrego todo lo que soy.

+ Y Yo Dios, lo acepto. Así tiene que servir una criatura a su Dios; con agradecimiento, amor, humildad y adoración.