Saltar al contenido

Revelaciones 89

… rezo… (16:17) a (16:34)

 

+ Primavera bonita, lo mismo que le digo a mi amado hijo Fuerza, te lo digo a ti: id a los retiros, las tres flores de mi Jardín, del jardín de mi Corazón: Esperanza, Niña y tú, mi pequeña niña, Primavera. Os amo a todas, y a todos los que componéis la familia Lluvia, la familia amiga de Dios, de Mí, ya que Yo soy Dios, Dios de amor, y vosotros debéis amaros todos, unos a otros, por mi amor, que es maravilloso y que hará grandes maravillas en vosotros.

No dudéis que Yo estoy contigo, ya que otros hijos míos lo dudarán; pero vosotros alzad vuestro corazón a Mí y sólo a Mí.

Yo soy Dios y soy el único que tiene poder para decir de vosotros la verdad, la auténtica y única verdad, ya que Yo, Dios, sé lo que hay de más escondido en vuestros corazones y en los corazones de los hijos que os juzgarán por su autoridad humana, que no es la mía.

Soy Dios, y ay de los hombres que dañen con sus palabras y obras a mis amados instrumentos; se las tendrán que ver conmigo, ya que Yo, Dios, soy perfecto y soy amigo de mis amigos: He dicho. Que quede así escrito, para el bien del mundo y de mis hijos, de todos mis hijos.

¡Os amo a todos, hijos míos!

Amaos pues por Mí, unos a otros; es mi deseo, y vuestro destino está pendiente de ello.

¡Amaos por mi amor!

¡Respetaos, ya que todos, todos, sois hijos de Dios! ¡Mis hijos, los hijos de mi amor y del dulce amor de mi Madre!, la Inmaculada, la sin mancha. La Madre del Amor Hermoso. ¡Mi Madre, vuestra Madre, la Santa María, que os espera Conmigo en el Cielo!

Amadme a Mí, a Dios, sobre todas las cosas, y amaos con ese mismo amor a vosotros, a todos y cada uno de vosotros.

Yo, vuestro Dios, lo espero, lo deseo, lo quiero y os lo pido por mi amor, por mi gran amor, por el verdadero amor, el amor del Dios vivo.

Y todo aquel que así lo cumpla, vivirá eternamente conmigo.

¿Quieres estar eternamente con tu Dios, Yo? Pues ya sabes; deja que te ame, ámame, y amaos unos a los otros, por ese mismo amor que soy Yo, Dios.