Saltar al contenido

Revelaciones 8

Rezo… (18:14 h) a (18:26 h).

Yo.- A mi amado. Dios mío, ha venido junto con Edón, otro amigo de mi amado esposo, Soles-des. ¿Deseas decir algo para él?

+ Sí, lo deseo.

Hijo mío, mi buen y amado hijo, Soles-des. Deseaba que supieras cuánto te amo, y que te agradezco todas las almas que me has ido acercando, desde tantos años de tu fiel apostolado.

María, mi Madre y tu Madre, a la que tanto y tanto amas, desea decirte algo, amado hijo, Soles-des.

* Hijo mío, me enternece la adoración que me profesas. Y Yo, tu Madre, María, le pido a mi amado Hijo Dios, que te bendiga con sus dos manos y te dé para siempre mi intercesión, que le pide su santa protección.

Hijo mío, tu amor y el mío, se encontrarán en el Cielo Eterno. ¡Ámame!, que Yo, te amo.