Saltar al contenido

Revelaciones 48

Miércoles 13 de marzo de 1996… Rezo… (8:48 h) a (9:12 h).

Yo.- Al Dios todopoderoso; si quieres; de parte de Soles-des, ayudas a su amigo Sanii; se rompió una pierna; se le infectó, y el médico quiere amputársela porque le ha quedado como muerta, y hay peligro de gangrena.

+ Yo, Dios, acudo rápido en ayuda de mi hermano Sanii; nos hermana, hijo mío, el amor a nuestra Madre; (y sonríe, sonríe con agrado), es tan bonita. Tú la verás cuando acudas a la Eternidad Celestial, pero de momento tienes que vivir, vivir y trabajar para servir y glorificar a tu Dios, que soy Santo, ¡soy perfecto!, y necesito trabajes en perfección humana, de alma y cuerpo, para rendir al máximo a tu Dios, a Mí. Por eso necesitas recobrar la salud, y Yo, Dios, vengo; aquí estoy, amado y fiel, Sanii, y te doy mi perfecto, por ser mío, y santo, milagro; por mi amor a tu bello amor, amor a Mí y a María, del que eres caballero de honor, con la rosa roja que prende en tu bondadoso y tierno corazón.

Hijo mío, bebe el agua de Lourdes que mis instrumentos te harán llegar, y que la habrá tocado Primavera, y junto con ella, mi amado Fuerza, rezarán las dos oraciones que les di y pedí Yo, Dios mismo, que rezasen para encontrar la voz de mi Espíritu y mi santa voluntad; a través de ellos, derramaré mis milagros.

Deseo, amado de mi Amada, que confieses y vengas a comulgar, para que veas mi milagro en ti. ¡Te devuelvo la vida a tu miembro dormido!: ¡Obedece a Dios y muévete!