Saltar al contenido

Revelaciones 44

Rezo… (24:30 h) a (24:43 h).

Yo.- Dios misericordioso, Edón pregunta: ¿Cómo acercar a Ti a Jumis? Es un joven de 21 años, al que trata y que, aunque frecuenta la parroquia, no sabe ni rezar.

+ Por desgracia y por falta de amor de mis muchos sacerdotes, esto es muy frecuente.

Cantan muy bien a la hora de mi Santa Expiación en el Sacrificio de la Misa, pero ni saben rezar, ni saben mis diez mandamientos, ni saben de mis sacramentos. Pero Yo, Dios, os sigo amando, ¡os amo siempre, continuamente!

Edón, hijo predilecto, dale todos mis Escritos a mi hijo Jumis; él los leerá, y verá que Dios no es folklore, sino piedad, amor interior que sale al exterior, con obras de glorificación continua, ya sea rezando o ayudando a los demás.

Soy un Dios que veo vuestro sufrir y no sólo vuestro cantar.

Si cantáis, antes debéis rezar.

Vuestra voz, al salir del corazón, llegará a mis oídos como una santa oración.