Saltar al contenido

Revelaciones 43

… rezo… (16:02) a (16:10)

 

Yo.- Amado Dios todopoderoso y Amor: ¿es que el Nuevo Mundo no está en el Cielo, donde están ahora las almas que ya han muerto?

+ El Cielo es muy grande, Primavera, pequeña mía.

Y sí, el Nuevo Mundo está en el Cielo, mas ahora, las almas que han muerto y son santas, están conmigo en el Cielo, pero no tienen cuerpo.

El Nuevo Mundo es una expresión para denominar cuerpo y alma juntos, y en la inmortalidad de un cuerpo glorioso, en que el alma lo llenará todo y no sufrirá ni tendrá hambre, ni se cansará; el alma llenará y purificará el cuerpo inmortal.

Si perseveráis hasta el final, lo veréis, lo comprobaréis.

Ahora deseo vuestra fe.

¡Pedídmela!

Yo, Dios, os la doy a todos.

Pedid y os doy, ¡a todos! Sí, a ti, también.