Saltar al contenido

Revelaciones 14

Lunes, 8 de abril de 1996   Rezo…      11:55 h.

Yo.- Amado Dios, nuestro Jesús: ¿Quieres que hablemos de tus Santos Escritos y se los hagamos llegar al P. S. del Cielo?

+ El deseo de Dios es que mis Santos Escritos los deis al amado siervo de Dios, al P. S. del Cielo.

Hijo mío, el orgullo de Dios.

Oh, cuánto me amas.

Y Yo, Dios, te correspondo. Te bendigo y te ayudo a llevar tu cruz.

Aquí, en el Cielo, te espera Santa María, y te entrega su rosa roja, ya que nos sigues con amor y entrega total, a Mí, a  Dios, a María Santísima, y a mi Única y Santa y Bendita Iglesia, la Católica, Apostólica y Romana.

Gracias.

Las gracias de Dios, te son dadas, hijo mío, por amar tanto y tanto, a mi sucesor ¡el Papa! ¡Oh, si hubieran hijos tan fieles como tú!

¡Necesito más hijos que cumplan y sigan y amen al Pastor,  al Santo Padre!

Él os necesita, y Yo, Dios, os necesito.

Hay que amar y ayudar a mi Iglesia.

Hijos míos, os insisto en ello.

Si me amáis, si amáis al Cordero, amad al sucesor de vuestro Dios, al Papa.

Nota: El P. S. del Cielo, es un Sacerdote.