Saltar al contenido

Revelaciones 105

… rezo… (13:35) a (13:52)

 

Yo.- Oh amado amor, ¡el amado de toda la familia Lluvia!, te amamos, Dios nuestro, y te damos las gracias por saber de tu amor, y por permitirnos darte el nuestro.

No sabemos cómo agradecerte lo mucho que nos amas, y lo muy contento que estás por nosotros. Si podemos hacer algo por Ti, Dios nuestro, no dudes en decírnoslo; ¡queremos servirte! 

+ Lo sé, lo sé hijos míos, y me servís y me serviréis.

No temáis por nada, Yo lo controlo todo, soy Dios, Dios todopoderoso, ¡vuestro Dios amor!

Aunque mucha gente no os entenderá e intentará dañaros, y digo intentará, ya que no lo conseguirán, ¡sois completamente y libremente míos!, y como tales, os cuido.

Mis ángeles obedecen mis mandatos, y os están y os estarán toda la vida custodiando, a cada instante; como lo hacen con todos los hijos que me permiten amarles, me aman y fielmente me sirven, cumpliendo eficazmente con su deber.

El deber de los hijos de Dios, es cumplir mis mandamientos, y los de mi Santa Iglesia Católica.

Doy las gracias; las gracias de Dios son dadas a todos los hijos, que como vosotros, se esfuerzan en servirme cumpliendo mis órdenes y mandatos, y cargan con alegría el peso de su cruz, recorriendo juntos, Yo, Dios, con ellos, el camino terrenal, yendo con oraciones y sacrificios, perfeccionándose, para al final, ser santos; ¡seréis santos! Oh amados, amados hijos de Dios. (- Y lo veo enternecido por todos los hombres)