Saltar al contenido

Revelaciones 10

Rezo… (… h) a (12:26 h).

Yo.- Amado, nos comentó el señor Funterios, que la señora Cirviam, una hija tuya que tenía tus Locuciones Divinas, le dijo que te había preguntado por el nombre de su ángel, y que Tú le dijiste que se llamaba Isaías. ¿Es cierto?

+ Es verdad, amado hijo Funterios, tu ángel se llama Isaías.

Todos los ángeles tienen un nombre.

Adán puso nombre a las bestias; Yo, Dios puse nombre a mis ángeles.

El tuyo, amada Primavera, se llama José. No te sonrías, que así es.

El de Fuerza, se llama Joel.

El de Esperanza, Ramsés.

El de Bondad, Isaac.

El de Niña, Noil.

El de Castidad, Cim.

El de Amor, Tomás.

El de Trabajo, León.

El de Deber, Josés.

El de Justicia, Tifón.

El de Luz, Safón.

El de Libertad, Caim.

El de Ana, Ciembert.

El de Víctor, Amantses.

El de Flos, es el arcángel Miguel, ya que Flos es mi elegida para que su nacimiento, dé la fecha al principio de la nueva Era cristiana.

Será el florecimiento de mi Santa y Única Iglesia, Católica, Apostólica y Romana.

Flos es el perfume de Dios, que doy al mundo.

Es la Era de la Paz, de la reconciliación con Dios, con el Amor.

Flos es el fruto del sacrificio del Dios Hijo. Con la muerte de Él, el alma de las personas, y su perfume, les dirige al Cielo.

Mi niña Flos es el símbolo de mi amor por los hombres, por mi Iglesia.

Es el paso a la nueva Era.

¡Vienen los tiempos esperados!

Dios será hallado por los hombres, y el mundo cambiará.

¡Es mi santa y sagrada voluntad, que se cumplirá! ¡Lo veréis, hijos míos!, ¡lo veréis! (Y sonríe feliz y dichoso, como hace tiempo no veía en Él, en Dios).