Saltar al contenido

Revelaciones 9

… rezo…

 

Yo.- Mi amor, mi Dios, ¿cómo deseas que adornemos la casa por tus fiestas? ¿Te gusta que hagamos el árbol adornado, la casa adornada y el belén?

+ Amados, sólo deseo hagáis el belén.

No deseo que en los hogares cristianos se engalane un árbol, ¿para qué, para dar más protagonismo al papá Noel que a Dios?

¡No!

Yo, Dios, no lo deseo para mis hijos.

¿Y poner adornos en la casa como, si fuera carnaval? ¡no!

Yo, Dios, nací y viví pobre.

Recordad mi Venida con oraciones, villancicos, y amándoos por Mí, por la locura del amor de un Dios, que nací Niño por mi amor.