Saltar al contenido

Revelaciones 69

… rezo… (23:27) a (23:31)

 

Yo.- Amado, ¡soy tan feliz!, La señora Soliz se ha confesado, ¡sí!, se ha confesado. Te amo, ¡te amo Dios mío! Tengo y siento una felicidad tan grande, que me embarga el alma.

+ Y Yo, Dios, soy feliz, muy feliz, ya que mi hija se ha reconciliado conmigo.

¡Mi milagro es ya un hecho comprobado!

Gracias, amados hijos, por querer ser mis instrumentos. Gracias por recuperarme almas. Yo, Dios, os agradezco vuestros servicios de amor a Dios, a Mí. Os bendigo, hijos míos. Recibid mis gracias, que os aumento por mi y vuestro amor. Yo, Dios, os doy las gracias, amados de Dios.