Saltar al contenido

Revelaciones 51

Rezo… (23:02 h) a (23:14 h).

Yo.- Al amado, a Dios; dice Edón: ¿Quieres decirle algo a Hebar? Fue condenado por un crimen que no cometió, y ahora goza de cierta libertad para salir de la prisión.

+ Amado hijo, estás arrepentido de lo que hiciste. Ante la sociedad, te has limpiado. Sincérate en la confesión, y Yo te perdonaré y no tendré en cuenta tu pecado.

Sí, Primavera, soy Yo, Dios, y mi santa voz quien te habla.

Os amo a todos, hijos míos, y os comprendo a todos y cuando con humildad, confesáis vuestros pecados, Yo, Dios, os derramo mis gracias y os blanqueo el alma; la preparo para ir ante mi santo juicio, que tiene lugar después de vuestra muerte.

Que no sufra mi hijo amadísimo, Hebar, ya que Yo, Dios, el Cristo, morí y padecí por él, y tengo el poder de justicia, por mi Pasión, por mi santa Pasión, de blanquear el alma.

Acude a Mí, amado Hebar, confiésate bien, y ven, que sellaremos tu reconciliación conmigo, con un abrazo. ¡Ven a comulgar!; ¡te llenaré de paz, de amor y de mi santo y total perdón! Ven… ven. ¡Te amo! ¡Te amo tanto, Yo, Dios!